Comienzo acá con mi historia de la relación con el aire y de cómo utilizo aquellos artefactos con los que Da Vinci tantas veces se desveló, para permitirme desconectarme de la tierra, dar una vuelta por el cielo y tratar, por instantes, de contradecir a Sir Isaac Newton y su teoría de la gravedad. La historia entonces se irá armando, vuelo tras vuelo, en estas líneas.

Vamos a las historias